Se reconoce la Labor de la historiadora Jiménez Codinach

guadalupe-jimenez-codinach(Nota original: Proceso Por: Judith Amador Tello).-  Especialista en los periodos independiente y liberal de México, la investigadora Guadalupe Jiménez Codinach recibirá este jueves un reconocimiento en el marco de las mesas redondas Iberoamérica y el movimiento de Independencia 1810-1824.

En las cuales se presentará también el libro Construyendo Patrias, realizado bajo su coordinación.

Doctora en Historia por la Universidad de Londres, Inglaterra, la especialista nacida en Tijuana, Baja California, integrante del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), creadora del Museo Histórico de San Miguel de Allende, Guanajuato, y directora de 1987 a 1991 del proyecto sobre Archivos Españoles en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, en la ciudad de Washington, explica que el proyecto editorial surgió en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la Independencia.

Dado que había ya muchos otros proyectos sobre el tema, decidió hacer algo especial para Iberoamérica, y recordar que 1810 fue el año más difícil para España: Estaba toda invadida “sólo le quedaba Cádiz y es por esa razón que ahí se hace la constitución”, conocida como La Pepa, que es una de las más avanzadas de su época, y comienzan además varias de las guerras de independencia de las colonias en América.

El libro, cuyo titulo completo es Construyendo Patrias. Iberoamérica 1810-1824. Una reflexión, se divide en dos volúmenes con nueve ensayos cada uno realizados por especialistas en diferentes aspectos de las guerras de Independencia, como la participación de las mujeres o el papel de la prensa, por mencionar algunos, comenta vía telefónica Jiménez Codinach, quien recibió recientemente la Medalla “Bicentenario Generalísimo Ignacio de Allende y Unzaga” por su contribución profesional a la memoria histórica de la tierra natal del héroe independentista.

Editado en un lujoso formato con más de 420 ilustraciones en color, el libro “aborda distintos puntos de vista para contar una sola historia, a partir de pequeñas narraciones, durante la época de la Independencia de los países de Iberoamérica”, dice la información emitida por esa instancia.

Agrega que fue ganador de tres reconocimientos: el Premio Antonio García Cubas 2011, en la categoría de Libro de Arte o Edición Facsimilar; el Premio Quórum en la categoría Editorial Libro de Arte, Mención Oro; y el Tercer premio a los Libros Mejor Editados en el 2010, en la categoría Bibliofilia, por el Ministerio de Cultura de España.

La historiadora agrega que ofrece una visión de los países en una época tan difícil, en la cual –sin embargo– había un sentido de unidad iberoamericana “muy fuerte”, una gran solidaridad y de soberanía, que por desgracia se ha venido perdiendo tal como lo demuestra la última cumbre Latinoamericana.

Se empeñó en que el libro llevara ese título pese a que a algunos no les gustara el gerundio, porque considera que la patria siempre está en construcción, no es un proceso acabado. El inicio fue con las guerras de 1810 pero cada generación va construyendo la independencia y la soberanía, aunque “como andamos las podemos perder, marginar y hacer a un lado: la independencia, la fraternidad, la justicia, todos aquellos valores que no hemos conseguido, no hemos terminado y es obligación de cada generación seguir construyendo”.

El libro sale a dos años de las conmemoraciones del Bicentenario de la Independencia, pero justo a 200 años de la Constitución de Cádiz que “fue modelo para muchas constituciones, es una constitución liberal, hasta cierto punto tiene limitación pero a mi me da emoción que no haya sido sólo producto de los españoles”.

En ese sentido explica que a diferencia del imperio británico que nunca invito a los angloamericanos a su parlamento, los españoles hicieron partícipes de las Cortes de Cádiz a unos 60 diputados americanos. Cinco de ellos fueron novohispanos, y uno al cual ella recordará en un congreso en aquella ciudad española la semana entrante, fue originario de Tlaxcala: José Miguel Guridi y Alcocer (1763-1828).

Él propuso uno de los primeros proyectos de Constitución del México independiente en 1822, pero no fue posible su realización debido a la caída del imperio de Iturbide. Pero promueve en su participación en las Cortes de Cádiz, entre 1810 y 1813 la abolición de la esclavitud;

“No lo logró, pero estaba muy clara la idea de acabar con esa institución nefasta. No es raro que Hidalgo lo haga en octubre. Dos años antes el intendente Riaño, amigo de Hidalgo, le propuso suprimir la esclavitud… Es como el espíritu que ya está en las mentes de las gentes más preparadas.”

El homenaje a la doctora Jiménez Codinach se llevará a cabo el jueves 19 de abril, a las 21:00 horas, en las instalaciones de Fomento Cultural Banamex, en el Palacio de Iturbide, ubicado en Francisco I. Madero 17 en el Centro Histórico. Antes de las 16:00 a las 19:30 horas serán las mesas redondas, y de las 19:45 a las 21:00 horas la presentación del libro.

Escribir un comentario

No se permite utilizar palabras que puedan ofender a cualquier persona. En el caso de que los comentarios publicados sean mal intencionados, portal SMA podrá borrar cualquier mensaje que pueda ser ofensivo.


Código de seguridad
Refescar