LogoTurismo002  Logo-Directorio  Ventana-Politica

México necesita activación física para la prevención de enfermedades 

México ocupa el primer lugar mundial en sobrepeso y obesidad infantil, y en los primeros lugares en adultos, de continuar con esta tendencia, en los próximos años habrá una enorme cantidad de jóvenes y adultos enfermos que, si no regresan a su peso ideal, provocarán que el país carezca de una fuerza laboral sana y faltarán recursos tanto públicos como privados para atender las complicaciones de salud que antes sólo se veían en gente de mayor edad.

La Doctora María de Lourdes Justiniani Ramírez, de la Universidad Autónoma de Chiapas, comentó que “Actualmente el 25 por ciento de incapacidades laborales en México son por padecimientos relacionados con la obesidad. Ello significa que un gran número de niños y adolescentes mexicanos enfermos desde hoy, que si no hacemos nada, empeorarán y pronto serán jóvenes y adultos totalmente improductivos, debido a las probables enfermedades crónicas que desarrollarán”.

Por su parte el Doctor Raúl Morín, presidente fundador de la Academia Mexicana para el Estudio de la Obesidad resaltó que  “a cualquier edad el Sobrepeso y Obesidad (SyO), vistas como condición y enfermedad, deben ser atendidas por un profesional de la salud, quien empezará por un diagnóstico oportuno para establecer un tratamiento individualizado, evitando riesgos potenciales a futuro por un uso incorrecto de dosis, mezcla imprudente de fármacos y sustancias (mal uso y/abuso), o tomar medidas desesperadas potencialmente riesgosas, así como evitar gastos inútiles”.

La amplia oferta actual de tratamientos puede ejemplificarse con la propuesta del laboratorio farmacéutico mexicano Medix -con más de 57 años de experiencia y líder en control del SyO- que ofrece múltiples opciones, que van desde medicamentos de estricta prescripción médica, hasta de libre venta como el nuevo Andanza, al igual que opciones alimentarias Premium como Medifast.

Este laboratorio mexicano de los Profesionales en el manejo de sobrepeso y obesidad, ofrece opciones específicas para atender la obesidad en sus diferentes grados, así como para mantener y dar seguimiento al peso saludable, prevención y tratamiento de enfermedades crónicas, adicional a otras opciones que sirven como auxiliares, debido a esta diversidad de alternativas, resulta indispensable contar con el diagnóstico y tratamiento de un profesional de la salud a largo plazo sí consideramos que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la obesidad está definida como una enfermedad mortal, pero controlable.

Acciones básicas

La dieta y el ejercicio son acciones básicas para mantener un peso sano. “La alimentación debe ser variada y equilibrada, es decir, no creo que existan alimentos malos o buenos; lo que sí es que debemos equilibrar lo que comemos, moderando cantidad, frecuencia y variedad, considerando nuestras actividades diarias, pues no es lo mismo estar sentado diario frente a la computadora que caminar mucho o hacer un trabajo físico, ir al gimnasio o practicar un deporte”, refirió Dra. María de Lourdes Justiniani Ramírez.

Argumentando que “El ejercicio, ayuda a aprovechar las calorías consumidas durante el día y las almacenadas en forma de grasa, estimula la generación de endorfinas cerebrales, una sustancia relacionada con la sensación de bienestar, que suple durante un tiempo la necesidad de una emoción agradable como la que brinda la comida”.

El doctor Raúl Morín advirtió que “una dieta sin indicación de un nutriólogo puede ayudar a perder peso, el problema es que no sabemos de qué parte del organismo, si se pierde agua, grasa, músculo o  no se cumple con las recomendaciones diarias de vitaminas y minerales esenciales, y podrían generarse daños potenciales; o se acelerarían problemas de salud previos. De igual forma hacer ejercicio, debe ser con asesoría, pues de lo contrario podrían surgir lesiones, deshidratación, descompensaciones, golpes de calor y hasta fracturas”.

Utilizar un medicamento o suplemento recomendado por alguien cercano, “Quien lo hace con la mejor intención, de ninguna manera significa que será efectivo y seguro, ya que no hay dos personas con el mismo organismo, cada uno reacciona de forma distinta, y presenta diferencias importantes relacionadas con la edad y género, además los únicos profesionales autorizados para la prescripción son los médicos”, concluyó el experto.

14-08-06-Lo que está pasando por el sedentarismo en México