LogoTurismo002  Logo-Directorio  Ventana-Politica

Disfrutar el contacto con el piso resulta buena terapia para esta zona del cuerpo 

Andar descalzo puede ser tan beneficioso como placentero para el pie, sobre todo después de un arduo día de trabajo. Y es que llegar a casa y quitarse los zapatos sin duda resulta una buena terapia para esta zona del cuerpo.

El podólogo Martín Saldaña considera recomendable hacerlo en casa al final del día.

"Disfrutar el contacto con los materiales, el piso y las maderas en casa es muy agradable para el pie y el cuerpo", comenta.

La planta del pie es una de las partes del cuerpo con más terminaciones nerviosas, por eso el andar sin zapatos provoca la estimulación de la circulación sanguínea.

Entre los beneficios de caminar descalzo está el ajuste de los mecanismos del pie para tomar la posición adecuada.

"El contacto del pie con el suelo despierta las sensaciones de temperatura, superficie y adecuación que realiza el mismo pie al sentir el suelo, además de la liberación al no traer un zapato ajustado", comenta el médico del deporte Óscar Salas.

Hay corrientes de la medicina naturista que sugieren caminar por las mañanas en el pasto fresco para generar una sensación de bienestar y relajación, inclusive hay corrientes de la reflexología que utilizan los puntos de la planta del pie para estimular neurológicamente diferentes estructuras orgánicas del cuerpo.

"Se supone que este tipo de terapias alternativas produce estimulación para generar una mejoría de los órganos del cuerpo, sin embargo, la medicina occidental no ha considerado estos aspectos", comenta el también jefe de medicina del deporte del Hospital Universitario.

Pero si lo que te interesa es descansar el pie y liberarlo del calzado después de un arduo día de trabajo, ambos especialistas consideran que se trata de una sensación placentera y benéfica.

"En los únicos casos en los que no se recomienda el contacto con el piso es en las personas diabéticas, ya que algunos pacientes pueden tener comprometida la sensibilidad y no sienten lo que pisan. Esto puede ocasionar que se lastimen o se dañen el pie, por eso en estos casos no es recomendable hacerlo", comenta Saldaña.

También hay que considerar la temperatura del suelo. Ésta no debe ser demasiado fría porque puede provocar alteraciones de enfriamiento en el organismo.

Para realizar esta práctica no es necesario tener un gran jardín o caminar por la playa, puede realizarse en cualquier habitación o pasillo, lo importante es que los pies respiren libremente.

Inclusive este hábito es necesario para los niños, pues para ellos es una sensación placentera sentir las texturas del suelo.

Así que ya lo sabes, andar descalzo no daña los pies ni forma callosidades, al contrario, resulta muy benéfico dejar que el pie se expanda después de un día de trabajo. 

 

20-06-07-Qué tan bueno es andar descalzo  

  • 13-05-06-banner