LogoTurismo002  Logo-Directorio  Ventana-Politica

 Fiesta de Halloween cada 31 Octubre

Llegó al nuevo continente con los primeros colonos ingleses e irlandeses que al poblar las nuevas tierras trajeron con ellos sus tradiciones.

La palabra Halloween viene del antiguo ingles All hallow even.

Esta festividad tiene sus orígenes en las prácticas de los antiguos Druidas, que adjudicaban a la noche anterior a la fiesta cristiana de todos los santos la posibilidad de que el señor de la muerte traía a los espíritus malignos. Para rechazarlos la práctica de los Druidas era encender grandes hogueras y celebrar una fiesta de inmolación de animales.

Los Celtas consideraban a Halloween como la última noche del año y por lo tanto era una festividad muy importante donde se los autorizaba a beber vino y comer carne de cerdo en abundancia.

A esta noche la llamaban samhain; pensaban que los difuntos regresaban ese día para pasar el invierno en las cálidas casas terrenales de sus parientes, por lo cual se trataba de una bienvenida. Debido al ambiente fantasmagórico de esta época del año, se creía que el 31 de octubre era un día propicio para las artes adivinatorias y la brujería en relación con la suerte, matrimonio, salud y muerte, pues los espíritus andaban sueltos y era posible invocarlos para tales propósitos.

Con los tiempos modernos se cambió la costumbre de encender hogueras por las velas y se desarrollo una creencia de que en la noche del 31 de octubre se producía algún fenómeno cósmico que permitía la apertura de una puerta entre el mundo de los vivos y los muertos. La celebración en la actualidad es disfrutada mayormente por los niños que se disfrazan de espantos y salen a pedir dulces y frutas a los vecinos. La costumbre también de ahuecar y esculpir calabazas iluminadas con velas en su interior recrea la presencia de espíritus malignos.