LogoTurismo002  Logo-Directorio  Ventana-Politica

El día que murió Miguel Ángel

Un 18 de febrero falleció el creador de la famosa Capilla Sixtina, Miguel Ángel Buonarroti.

Este italiano nació en 1497, y desde temprana edad mostró talento para las artes, pues desde la adolescencia comenzó a estudiar escultura.

Sus grandes mecenas fueron la familia Médeci, quienes incluso le permitieron estudiar anatomía con la exploración de cadáveres humanos, cosa que en esos años estaba prohibida por la iglesia.

Buonarroti no sólo fue pintor, sino escultor y arquitecto, y entre sus contemporáneas era llamado “El Divino”. Era una persona perfeccionista, cosa que se refleja en su trabajo, pero también se le consideraba antipático y mal educado.

Hay muchas magníficas obras realizadas por este artista, pero se pueden destacar la Capilla Sixtina, el Moisés y el David.

Miguel Ángel fue encomendado, por el Papa Julio II, de pintar la bóveda de la Capilla Sixtina, en la que plasmó más de 400 personajes entre los años 1508 y 1512.

El arte preferido del artista fue la escultura, y eso es visible en el Moisés, que fue encargado por el Papa Julio II para su tumba. Tardó 40 años en ser terminada y en ella puede observar la gran técnica del escultor, pues se aprecian las texturas y el realismo en la figura; cuentan que al terminarla Miguel Ángel le gritó: “¡Ahora, Habla!”.

Para crear el David, trabajó durante 3 años en un bloque de mármol de casi 6 metros, resultando en una enorme estatua que necesitó de 45 hombres para ser trasladada del taller del escultor hasta el Palazzo Vecchio.

En sus últimos años Miguel Ángel se dedicó a la arquitectura. Murió en 1564 a los 88 años, acompañado por su secretario Daniele da Volterra y por su fiel amigo Tommaso Cavalieri, “Dejando su alma en manos de Dios, su cuerpo a la tierra y sus bienes a los familiares más próximos”. 

capilla

Capilla Sixtina

david

El David

moises

El Moisés

  • Banner-Hoteles-2