LogoTurismo002  Logo-Directorio  Ventana-Politica

¿Qué hacer cuando un niño se desmaya?

16 de julio del 2014.  La pérdida de la conciencia en niños y bebés es un evento que puede impresionar mucho a las personas que lo presencien, y aún más para los padres y familiares, por lo que la primera recomendación es mantener la calma y siempre tener presente los teléfonos de emergencia.

Las principales causas de la pérdida de la conciencia en niños son traumas y casos clínicos como epilepsia, hipoglicemia, asma y la obstrucción de vía aérea por juguetes y comida.

Es necesario evaluar la escena y saber cuál fue el mecanismo de lesión, preguntar cuanto tiempo estuvo inconsciente y qué fue lo que ocurrió. No será igual un desmayo de un niño que se conoce epiléptico y que después de una crisis regularmente queda inconsciente o desorientado unos minutos, que aquél que quedó inconsciente a raíz de una caída: éste último puede tener una lesión grave a nivel de sistema nervioso central por haber recibido el impacto en la cabeza o se puede deber a la falta de oxígeno al cerebro por una hemorragia severa que puede ser externa o interna y que lo esté llevando a una condición conocida como estado de choque, donde los tejidos del cuerpo están sufriendo el deficiente aporte de oxígeno. En este caso es necesaria la rápida intervención de los servicios de urgencia.

Para evaluar el estado de conciencia en un niño lo llamamos por su nombre mientras lo movemos ligeramente tomándolo por el hombro. Si no responde, debe activarse el servicio médico de urgencia y empezar a realizar la primera revisión.

Abrir la vía aérea levantando el mentón de manera cuidadosa de modo que la cabeza quede inclinada hacia atrás. En los bebés si usted inclina hacia atrás la cabeza de manera exagerada los conductos respiratorios se obstruirán, por lo que sólo debe alinearse la cabeza con respecto a su cuerpo, y esto permite que los conductos respiratorios no sean obstruidos por la lengua.

Una vez abierta la vía aérea, observamos si ventila por un periodo de 5 a 10 segundos. Si no ventila, intentamos ventilar dos veces. Si no entran las ventilaciones, volvemos a abrir la vía aérea e intentamos ventilar nuevamente. Si no entra el aire, establecemos que se trata de una obstrucción de vía aérea y estamos ante una urgencia médica, debido a que en cualquier momento puede llevar al paciente en paro cardiorespiratorio, por lo que es necesario desobstruir esa vía aérea inmediatamente. Constatamos si tiene pulso por 5 a 10 segundos. Si el pulso se encuentra presente y el paciente no respira, tiene paro respiratorio y es necesario mantenerlo con ventilación aplicando respiración artificial. Si no ventila y además no tiene pulso entonces esta en paro cardiorespiratorio y será necesario administrar Reanimación Cardiopulmonar.

Será necesario que después del evento aunque el paciente haya recobrado la conciencia y se encuentre alerta acudas al servicio médico buscando la posible causa de esta pérdida de la conciencia.

Leer Nota Completa