David Guetta y el Harlem Shake

Escrito por Dulce Elena Pirul on .

harlem-shake Guetta hará una mezcla de sus grandes éxitos y el baile Harlem Shake.

 (Nota original: Milenio Por: Omar Ramos).- En los primeros minutos del viernes, David Guetta regresó al escenario del Estadio Azteca tras dos años, para presentar en vivo a sus fanáticos mexicanos su más reciente disco Nothing but the beat.

Desde la apertura, el DJ francés comenzó en lo más alto. “Titanium” fue programada en la consola (decorada con una vistosa pantalla de leds) y el grito de delirio de sus seguidores no se hizo esperar “Far away, far away” fue el coro de los presentes, que bailaron sin inhibiciones.

“Para mí es muy especial estar de regreso aquí. La primera vez que estuve en este escenario fue con los Black eyed peas, y fue increíble ¿Hay alguna luz en el lugar? ¡Quiero ver todas sus luces!” fue el grito de guerra de Guetta. Los celulares se prendieron el lo alto, los beats regresaron al escenario y al ritmo de “One last time”, la gigante pista de baile del Azteca volvió a encenderse.

“She wolf” el más reciente sencillo de su disco Nothing but the beat, fue uno de los puntos altos de la velada. Guetta volvió a tomar la palabra, ahora para presentar su nuevo sencillo “Work hard, play hard”, cuyo video prometió grabar en la Ciudad de México. El primer bloque musical de la noche fue cerrado con un clásico “Sexy bitch”.

A pesar de contar con un repertorio importante de éxitos, Guetta también ofreció temas importantes en la escena dance que no son de su autoría. Los primeros acordes del Harlem shake sorprendieron a los presentes, quienes no dudaron ni un segundo en lucir sus más extraños pasos de baile. Después vino otra agradable sorpresa, “Dont you worry child” de Swedish house mafia”. Los verdaderos seguidores de la música electrónica recordaron con nostalgia la reciente visita del trió sueco y se entregaron a los beats.

Tras la mezcla ajena, David Guetta regresó a sus éxitos. “Sweat”, “One love”, “Memories”, “I can only imagine” y “Without you” hicieron que la pista de baile no se detuviera. El público, en su mayoría jóvenes en sus veintes, festejaron cada uno de los cambios de ritmo del DJ, mientras bailaban, se tomaban fotos en improvisadas salas lounge de las áreas VIP, compraban cerveza o algunos incluso fumaban mariguana.

“Hace mucho no disfrutaba un show así México, muchas gracias”, fueron las últimas palabras del DJ después de mezclar “Wonderwall” de Oasis y abandonar el escenario tras exactas dos horas de concierto. Al igual que hace dos años, el adiós de Guetta fue súbito, sin embargo, las quejas eran pocas ya que a fiesta cumplió las expectativas.


VER NOTA COMPLETA>>